Nueva Ley de Residuos en España

Así será el futuro del plástico con la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

En 2026 se espera conseguir una reducción del 50 % en peso con respecto a 2022; y en 2030, la reducción sea del 70 % en peso con respecto a 2022.

En el mundo se producen cada año cerca 400 millones de toneladas de plástico. Cada minuto se venden un millón de botellas de plástico en el planeta que tardan en degradarse alrededor de 500 años. Aparado en este dato y para tratar de evitar la contaminación del medio ambiente, el Gobierno ha actualizado la Ley 7/2022, del 8 de abril, de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular.

La actualización de esta Ley pretende fomentar un uso más eficiente de los recursos, la reutilización y el reciclaje de los materiales. Además de todo ello, el objetivo es contribuir a la lucha contra el cambio climático y la contaminación marina, pues se estima que 8 millones de toneladas de residuos plásticos acaban en los océanos cada año.

¿Qué propone la Ley?

Por primera vez, la ley hace mención a los plásticos. Se centra en 6 puntos clave. El primero de ellos es prohibir en el mercado el uso de bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, pajitas, agitadores de bebidas, vasos, tapas y tapones. Por otro lado, a corto plazo la fecha límite es 2023- los comercios minoristas de alimentación cuya superficie sea igual o mayor a 400 metros cuadrados destinarán al menos el 20% de su área de ventas a la oferta de productos presentados sin embalaje primario, incluida la venta a granel o mediante envases reutilizables.

Asimismo, a partir de julio de 2024 solo se podrán introducir productos de plástico de un solo uso cuyas tapas y tapones permanezcan unidos al recipiente durante la fase de utilización. Y en 2025 solo podrán introducirse en el mercado «botellas PET» (polietilentereftalato) que contengan al menos un 25% de plástico reciclado. Por último, en 2026 se espera conseguir una reducción del 50 % en peso con respecto a 2022; y en 2030, la reducción sea del 70 % en peso con respecto a 2022.

Sin embargo, 2.400 empresas, sobre todo pymes, se ven amenazas con esta Ley. Se están poniendo en riesgo 26.500 puestos de trabajo y supone un impacto económico de más de 7.000 millones de euros. Según, el socio de Afi, Diego Vizcaíno, «la ley de residuos supone un incremento de los costes de las empresas, una caída de márgenes, así como un descenso del consumo y de las ventas»,

En términos de PIB, se prevé un coste adicional de 1.640 millones de euros. Según el estudio de Afi, a la industria alimentaria está nueva actualización le supondrá un coste de 7.040 millones de euros y al consumidor 780 millones por impuestos sobrevenidos.

El reciclaje del plástico

Los plásticos tardan en desaparecen entre 100 y 1.000, un proceso de descomposición muy lento cuando más del 90% de los plásticos del mundo se producen a partir de combustibles fósiles, ya que el 42% del plástico usado se destina al empaquetado de alimentos y productos manufacturados. Esto supone que son plásticos de un solo uso y estos tardan en desaparecer entre 100 y 1.000 años.

Desde 2006, en Europa se ha duplicado el reciclaje de los plásticos. Sin embargo, todavía el 25% de estos desechos está en los vertederos. En España, según Greenpeace solo el 30% de los plásticos se reciclan.

Documentos relacionados.

Nueva Ley de Residuos en España.

Guía práctica para interpretar la Ley.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.