Estados Unidos suspende durante seis meses la subida de aranceles al calzado español

Estados Unidos anunció el pasado 2 de mayo el aplazamiento de la decisión sobre el posible incremento de los aranceles al calzado y otros productos procedentes de algunos países europeos, entre ellos, España, como represalia por la aplicación del Impuesto a Determinados Servicios Digitales (Tasa Google). El país norteamericano no tomará una resolución definitiva al respecto hasta dentro de seis meses. De esta manera, el incremento propuesto de hasta un 25 por ciento adicional a los zapatos españoles quedará suspendido durante los próximos 180 días, es decir, hasta el 29 de noviembre. Durante este tiempo, el gobierno estadounidense espera recomponer las relaciones bilaterales y multilaterales y alcanzar una solución satisfactoria para todas las partes implicadas en este conflicto comercial. Esta misma medida se aplicará al resto de países investigados por sus respectivas tasas digitales: ItaliaAustriaReino UnidoIndia y Turquía.

Junto a este aplazamiento, la administración de Estados Unidos también publicó la lista de productos sobre la que se estudia imponer los nuevos aranceles. Esta relación de productos incorpora alguna novedad con respecto a la anterior propuesta, como, por ejemplo, la eliminación de tres partidas arancelarias correspondientes a calzado de piel. En consecuencia, ahora son 12 las partidas arancelarias de calzado español afectadas por esta investigación, además de otros artículos.

La representante comercial de Estados Unidos explicó que están «centrados en encontrar una solución multilateral» y que mantiene «su compromiso por alcanzar un consenso sobre cuestiones tributarias internacionales a través de los procesos de la OCDE y el G20».

Por su parte, desde la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE) solicitan al gobierno de España que evite «tomar medidas unilaterales». En este sentido, la patronal zapatera propone al ejecutivo diferir el momento de la liquidación del impuesto digital hasta alcanzar un acuerdo dentro de la OCDE y que «se pongan todas las medidas necesarias para que ese acuerdo se pueda alcanzar durante el verano», afirman desde FICE.

Desde AEC consideramos que el preacuerdo alcanzado, demuestra la buena voluntad por parte de la Oficina Comercial de los EE.UU. en llegar a un acuerdo con el Gobierno de España, quien como es lógico debe entender, que las decisiones unilaterales conllevan consecuencias inesperadas y que en este caso para nuestro sector han sido muy negativas. Desde AEC solicitamos a nuestros Gobierno que aplique un principio de prudencia y no se precipite en las negociaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.