IPC 2020

El IPC sube en diciembre hasta el -0,5% y cierra 2020 en negativo por primera vez desde 2014.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2% en diciembre en relación al mes anterior y elevó tres décimas su tasa interanual, hasta el -0,5%, por el encarecimiento de la electricidad y de las gasolinas.

Con el dato de diciembre, el IPC interanual encadena su novena tasa negativa consecutiva, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los avanzados a finales del mes pasado.

El cierre en negativo del IPC en 2020 ha permitido a los salarios ganar más de dos puntos de poder adquisitivo. En concreto, la subida salarial pactada en convenio cerró el año pasado en el 1,89%, casi 2,4 puntos por encima del IPC interanual de diciembre.

El INE ha atribuido el repunte de la tasa interanual del IPC de diciembre al avance de los precios de la electricidad, del gasóleo y de los carburantes y lubricantes.

Los efectos de la pandemia del covid sobre el turismo también han tenido su reflejo en la evolución de los precios en 2020, siendo en general, junto con el transporte y el comercio los sectores más castigados.

En concreto, según los datos definitivos de IPC de diciembre publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que más se abarató el año pasado fueron los combustibles líquidos, cuyos precios bajaron un 25,1%, seguido de hoteles y hostales (-18,3%); vuelos internacionales (-17,3%); gasóleo (-12,4%), y gas natural (-11,8%).

El ‘boom’ del teletrabajo también ha tenido su reflejo en los precios. Aunque lo que más se encareció el año pasado fue la joyería y la bisutería, con una subida del 13,7%, el segundo puesto lo ocuparon los accesorios informáticos, que incrementaron su coste un 10,3%.

Les siguieron el transporte marítimo de pasajeros (+8,7%); otros aceites comestibles (+6,5%) y la electricidad (+5,9%), que está dando mucho que hablar estos días por los picos de precios registrados en plena ola de frío.

Pese a todo ello, el IPC cerró 2020 en el -0,5%, su primera tasa negativa al finalizar un ejercicio desde el año 2014, lo que ha permitido ganancias de poder adquisitivo tanto a los trabajadores como a los pensionistas, que a principios de 2020 vieron subir sus pensiones, con carácter general, un 0,9%.

En tasa mensual (diciembre sobre noviembre), el IPC subió un 0,2%. Lo que más aumentó de precio en diciembre en relación al mes anterior fueron los paquetes turísticos nacionales (+13,9%), mientras que lo que más se abarató fueron las frutas frescas (-5,3%) y otros artículos de vestir, como calzado, ropa y complementos… (-4,2%).

En el último mes del año pasado, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el -0,6%, dos décimas por encima de la de noviembre.

La inflación subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos, disminuyó una décima en diciembre, hasta el 0,1%, con lo que se sitúa seis décimas por encima de la tasa de IPC general.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.